Pestañas postizas vs pestañas pelo a pelo

Pestañas postizas vs pestañas pelo a pelo

La mirada se ha convertido en uno de los elementos más destacables de nuestro rostro. La mascarilla ha restado protagonismo a la zona inferior de la cara y ahora, toda la atención se focaliza en el tercio superior. Por ese motivo, debemos cuidar esta zona y potenciarla para hacerla destacar. Todas buscamos lucir unas pestañas largas, que sean voluminosas naturalmente y que luzcan bonitas, para así conseguir que nuestros ojos se vean más bonitos y grandes.

 

Estas son las diferencias entre las extensiones de pestañas y las pestañas postizas

 

antes y despues

A día de hoy, lucir una mirada mágica y deslumbrante es posible sin necesidad de maquillajes imposibles. Asimismo, tampoco es necesario utilizar máscaras de pestañas que indican miradas muy marcadas que a menudo son artificiales. Afortunadamente, existen tratamientos estéticos que nos facilitan la tarea de conseguir este objetivo. Las extensiones de pestañas pelo a pelo permiten tener una mirada impactante e intensa de forma sencilla.

 

No hay nada mejor que recurrir a los profesionales para conseguir una mirada deslumbrante. Además, con las extensiones de pestañas se consigue un efecto de ojo maquillado, por lo que permite olvidarse de acciones como rizar las pestañas o maquillarlas. Hay que destacar que las extensiones de pestañas no son pestañas postizas. Es cierto que el efecto buscado es el mismo, pero lo cierto es que las pestañas postizas son la antítesis de las extensiones.

 

Las postizas se venden en múltiples sitios y no quedan igual de naturales. En este caso, son difíciles de colocar y fijar de una sola vez. Las personas en YouTube suelen dividir las pestañas postizas en diferentes segmentos para colocarlos individualmente, pero es un método laborioso e ineficaz. Asimismo, existe la posibilidad de que existan huecos en las pestañas y quede aún más artificial. Así, destacamos que las pestañas postizas son un verdadero problema y solo deben usarse en casos puntuales como disfraces o carnavales.

 

¿Qué ventajas tienen las extensiones de pestañas?

En primer lugar, hay que destacar que son muy sencillas de colocar, con mimo y paciencia. El proceso suele durar alrededor de 2 horas, pero os prometemos que merece le pena. Este tratamiento dura alrededor de mes y medio, convirtiéndose en semipermanente. No hay extensiones vitalicias, ya que el ciclo natural de la pestaña dura 90 días y las extensiones están sujetas a ello.

Existen distintas extensiones de pestañas que escoger, dependiendo de su curvatura y longitud. Son perfectas para lucirse en verano e invierno y no hay problema si nos duchamos o nos bañamos en la playa o la piscina. La pestaña está muy bien sujeta y no hay peligro de que se desprenda.

 

Sin duda, es un tratamiento de belleza que merece la pena. Es una forma muy cómoda de lucir una mirada impresionante, llena de intensidad e impacto. Gracias a ellas, disfrutaremos de la sensación de ir maquillada durante todo el día y sin necesidad de emplear el rímel ni ningún tipo de maquillaje en ellas. Así, lograremos unos ojos llamativos y perfectos para todos los días.

Call Now Button
Pedir Cita Online